Las Chavaladas

El Proyecto

La misión de Las Chavaladas es ayudar a rehabilitar a niños de la calle adictos a las drogas, sobretodo al pegamento, y que viven en circunstancias especialmente difíciles. Ellos trabajan para su reinserción familiar y escolar a través de un programa de intervención integral, que incluye la prevención y la sensibilización sobre estos temas. Alrededor de 60 niños de 6 a 18 años son bienvenidos todos los días en el centro donde se encuentran con apoyo psicológico y académico, alojamiento temporal, y el amor de trabajadores sociales profesionales, psicólogos y voluntarios. La organización también se centra en la reinserción social y organiza eventos y actividades diarias para los niños con el fin de tratar de conseguir que se conecten a una vida “normal”.

Cómo QT Ayuda

Quetzaltrekkers está involucrado en Las Chavaladas a través de la financiación de la “Escuela Móvil” un dispositivo dado por la Escuela Móvil, una organización belga que desarrolla materiales educativos que alcanza a los niños en las calles. Literalmente una escuela sobre ruedas, la “escuela móvil” contiene materiales educativos, y se puede utilizar en los mercados donde muchos niños viven. Al llevar el aula a la calle, los educadores pueden enseñar habilidades importantes para los niños que no asisten a la escuela. Además de financiar el transporte de la escuela móvil para Nicaragua, Quetzaltrekkers paga el salario mensual del educador responsable de utilizar el dispositivo.

Los voluntarios de Quetzaltrekkers también están involucrados directamente con Las Chavaladas, jugando al fútbol o al béisbol con los niños cada viernes por la mañana. Uno de los primeros pasos del sistema de reintegración, el programa de deportes atrae a niños de la calle, específicamente aquellos que abusan del pegamento, para dejar de lado sus estimulantes  por unas horas. También los voluntarios se involucran en la escuela móvil, ayudando a los educadores a jugar con los niños de la calle.

Anuncios